Rompemos 10 mitos sobre la impresión 3D

Rompemos 10 mitos sobre la impresión 3D - INTECH3D

¿Aún no has incorporado la impresión 3D en tu empresa? Seguramente hayas oído muchas afirmaciones sobre este proceso de fabricación, pero ¿sabes cuáles son verdad y cuáles no? Sigue leyendo y destierra todos los mitos sobre la impresión 3D que te impiden disfrutar de uno de los avances tecnológicos más importantes de nuestro tiempo.

Rompiendo los principales mitos sobre la impresión 3D

1. Las impresoras 3D solo pueden ser utilizadas por profesionales

FALSO. Quizás en sus inicios fue una tecnología al alcance de muy pocos usuarios o empresas debido a su coste elevado en ese momento y de la inexperiencia de los usuarios, pero con el paso de los años se ha popularizado su uso. Cada vez existen impresoras 3D más económicas, facilitando su adquisición y el acceso de todos los públicos a esta tecnología.

Además, una impresora 3D tiene un funcionamiento sencillo. Por ejemplo, en INTECH3D somos partners de Print&Go, un sotfware que hace que la impresora 3D pueda funcionar de forma automatizada. Este software facilita el acceso a la impresión 3D, mejorando su flujo de trabajo y optimizando al máximo todos los recursos. De modo que puede ser de gran utilidad para facilitar su acceso a cualquier persona que le interese probar sus beneficios.

2. La impresión 3D es un proceso muy complicado

FALSO. Aunque la fabricación aditiva – o impresión 3D – parezca un proceso complicado sacado de una película de ciencia ficción, lo cierto es que entraña un mecanismo bastante sencillo de entender. La mayoría de las impresoras 3D son de deposición de material fundido. Se trata de un filamento que se mueve a través de una boquilla caliente que lo convierte en un hilo muy fino con el que crea el objeto 3D. Para la creación de la pieza, cuenta con tres ejes con coordenadas XYZ controlados mediante un archivo GCODE. De modo que solo necesitas un diseño preparado para ser impreso en 3D. Luego, la impresión se realiza capa a capa hasta elaborar el modelo enviado para imprimir.

Por el contrario, también se puede combinar la impresora 3D con un escáner 3D: este puede ser de gran utilidad para no tener que crear un diseño concreto, puesto que el escáner 3D se encarga de escanear cualquier pieza u objeto y solo será necesario enviarlo a la impresora 3D. Puedes conocer más sobre cómo beneficia esta integración a la fabricación aditiva con uno de nuestros últimos casos de éxito para Speed Service Reparation.

3. Las impresoras 3D son solo para imprimir objetos con fines científicos

FALSO. Las impresoras 3D permiten reproducir todo tipo de objetos. Lo hemos comprobado estos últimos meses con el material sanitario impreso en 3D. Además, una de las líneas de estudio que más se desarrolla en estos momentos es la posibilidad de imprimir en 3D órganos y tejidos humanos: un adelanto científico que revolucionará el mundo de la medicina.

Pero en realidad, también podemos imprimir cualquier objeto que necesitemos, gracias a las posibilidades que nos brinda la impresión3D: actualmente la fabricación aditiva es un método muy utilizado para imprimir en 3D prototipos, moldes o piezas de maquinaria industrial; o incluso utillajes, piezas para vehículos, joyas, prototipos, complementos, etc. Solo debes obtener el modelo e imprimirlo en tu impresora 3D.

4. Las impresoras 3D no son para utilizar en casa

FALSO. La realidad es que la fabricación aditiva está revolucionando sectores claves como la ingeniería, la medicina, la educación o la industria, entre otros. Sin embargo, también se ha adentrado en el mundo doméstico para cambiar toda la perspectiva que teníamos hasta ahora sobre nuestra capacidad creativa y ha nacido el mundo de los makers: personas que, gracias a las impresoras 3D y a las plataformas electrónicas libres, hacen frente a la dependencia tecnológica y viven bajo el lema de “hazlo tú mismo”.

La impresión 3D ya es asequible para todos los públicos, cada vez se extenderá más su uso y los usuarios sabrán aprovechar las ventajas que ofrecen para el día a día.

5. Las impresoras 3D son muy caras

FALSO. Existe una gran diversidad de impresoras 3D y una gran variedad de precios. Lo cierto es que, desde los inicios de su comercialización, los precios han disminuido considerablemente. Hoy en día, podemos encontrar impresoras 3D con distintos precios dependiendo de la marca, la velocidad de impresión y la tecnología que se utiliza, diferenciando también impresoras 3D profesionales para empresas y otros tipos de impresoras 3D más sencillas para utilizar en casa.

Además, podemos confirmar que obtener una impresora 3D conlleva una inversión inicial que se amortiza en muy poco tiempo. Es decir, los costes de producción se reducen considerablemente en todas las empresas, compensando la compra de este nuevo método de fabricación: un 85% de nuestros clientes afirman que han amortizado la inversión inicial de su impresora 3D en menos de 12 meses.

6. Los objetos impresos en 3D no son resistentes ni presentan buenos acabados

FALSO. Otro de los grandes mitos sobre la impresión 3D más extendidos es la creencia de que los objetos creados con esta tecnología no son de buena calidad, y que el material que se utiliza es muy caro. Pero podemos afirmar, con casos de éxito de nuestros clientes como Soldavigil o Refisa, que los acabos pueden ser asombrosos. En realidad, la impresión 3D es similar al resto de procesos de fabricación: la calidad del producto obtenido depende de la calidad del material y del modelo utilizado. Además, desde hace algún tiempo, el precio de los materiales ha bajado considerablemente.

Asimismo, cada día se crean novedosos materiales que permiten conseguir nuevas texturas y colores. Un ejemplo de ello es Print Core CC Red 0,6 mm, que nos permite la posibilidad de imprimir con vidrio, fibra de carbono y otros materiales de composites y materiales abrasivos. Esto nos permite conseguir mejores acabados y piezas finales muy resistentes.

7. La impresión 3D está todavía por madurar

FALSO. La impresión 3D evoluciona constantemente a medida que lo hace el sector tecnológico, y podemos asegurar que la fabricación aditiva ha alcanzado un nivel de desarrollo suficiente como para ofrecer resultados verdaderamente asombrosos. Ya son muchas las empresas que, desde hace varios años, han integrado y trabajan con la fabricación aditiva incluso para crear piezas finales. Y están más que satisfechos de ello.

Lo mejor es que es una tecnología que avanza alimentada por sus propios usuarios. Son estos los que efectúan continuas mejoras y las comparten con el resto de la comunidad. En definitiva, es un producto libre y en permanente desarrollo que no dejará de sorprendernos con sus avances.

8. La impresión 3D dañará el medio ambiente

FALSO. Muchos piensan que los materiales que se utilizan en las impresoras 3D para fabricar los objetos constituyen un retroceso con relación a la protección del medio ambiente. Sin embargo, se ha demostrado que la fabricación aditiva reduce de manera considerable los residuos que se producen, si se compara con los métodos tradicionales de fabricación. Un claro ejemplo es que la impresión 3D evita la inmovilización de stock. La mayoría de empresas pierden tiempo y dinero con los métodos de fabricación convencionales, produciendo recursos que en muchas ocasiones no se utilizan y quedan obsoletos, y dañando así al medio ambiente. Por el contrario, la impresora 3D te permite imprimir lo que necesitas y cuando lo necesites, evitando así el derroche de material, que sucede cuando se produce de más.

Además, en la impresión 3D se promueve la utilización de materiales biodegradables y plásticos reciclados. Y al favorecer el acercamiento de las personas, empresas y consumidores al proceso de fabricación, a la vez se propicia un cambio de mentalidad hacia una mayor concienciación sobre el aprovechamiento de los recursos que se utilizan y su durabilidad.

9. La impresión 3D eliminará la mecanización de los procesos productivos

FALSO. La fabricación aditiva hay que entenderla como un proceso más dentro de la industria. La situación actual de los entornos productivos nos vislumbra contextos en los que se combinan la impresión 3D y la mecanización, más allá de una total sustitución. Son tecnologías y procesos de fabricación complementarios, que se suman y nos aportan más ventajas si las aprovechamos conjuntamente.

10. Externalizar la fabricación es más fácil que contar con una impresora 3D

FALSO. Cuando hablamos de externalizar una parte del proceso de producción, contamos con algunas desventajas. La más clara es que no se controla el proceso de fabricación del producto y esto puede afectar de forma negativa en el resultado. El hecho de externalizar esta parte de la fabricación también afecta negativamente en el precio del producto y sus costes de fabricación, justamente los beneficios principales de la impresión 3D. Por último, el hecho de no externalizar te permite un gran ahorro de tiempo, puesto que con una impresora 3D en tu empresa puedes tener obtener cualquier pieza en mucho menos tiempo: aproximadamente en un día en la mayoría de los casos.

Dudas previas a incorporar la impresión 3D en el proceso de fabricación

No solo existen mitos sobre la impresión 3D, también muchas dudas. Hablando con personas que se plantean incorporar la fabricación aditiva en su empresa, nos han planteado dudas y situaciones con las que se encuentran antes de incorporar la impresión 3D a su negocio. Aprovechamos para desgranar estas cuestiones gracias a nuestra experiencia en el sector.

1. “Si hasta el día de hoy no lo he necesitado, ¿por qué ahora sí?”

La competencia busca innovar en sus productos y servicios. Es decir, están en desarrollo continuo y muchas de las empresas que creen en un futuro junto a la tecnología, ya han apostado por incorporar la impresión 3D en su proceso de fabricación. En definitiva, el mundo avanza y si no quieres quedarte atrás, debes ser más ágil que ellos y apostar, lo antes posible, por la innovación y las nuevas tecnologías. Verás que los resultados y beneficios son enormes y que la fabricación aditiva puede ayudarte a crecer empresarialmente, desvelando nuevas oportunidades a tu negocio.

2. “El técnico ve potencial en la fabricación aditiva, pero la gerencia de la empresa no quiere invertir”

Se trata de una situación habitual en que nos hemos encontrado con diferentes equipos de I+D. Los trabajadores saben el potencial que se halla en las máquinas para imprimir en 3D, los beneficios que les afectan a ellos directamente y las facilidades que aportan a su trabajo diario.

Pero por otro lado, al gerente se le deben explicar los beneficios económicos o empresariales de la impresión 3D, que ayudarán a la corporación a crecer empresarialmente. Por ejemplo, encontramos beneficios relacionados con la innovación, como un valor añadido a la empresa y que le aporta distancia sobre la competencia que no está usando esta tecnología. A parte de que el beneficio principal de la fabricación aditiva es la reducción de costes y tiempos en el proceso de fabricación, datos que ayudarán a gerencia a decidirse por la fabricación aditiva.

3. “No sabría qué hacer con la impresora 3D… ¿qué aplicaciones puede tener?”

Con una impresora 3D en tu empresa puedes hacer mucho más de lo que imaginas, porque sus prestaciones y aplicaciones son infinitas en diferentes sectores como la industria, la educación, la arquitectura, la joyería o la medicina, entre otros.

Haz click aquí y descubre todo lo que podemos aportar a tu empresa.

4. “Existen tantos tipos de impresoras 3D que no sé cuál escoger”

¡Tenemos la solución! Nuestro equipo de expertos en el sector, estudia cada empresa y su situación de forma personalizada. Contamos con una gran variedad de impresoras 3D, cada una pensada para cubrir las necesidades de distintos sectores. De hecho, podríamos decir que existe una impresora 3D para cada negocio. Y nosotros nos encargamos de asesorar y valorar todos los aspectos para llegar a encontrar la impresora 3D que más se adapte a las necesidades de la empresa, así como los materiales idóneos para cada proyecto.

En INTECH3D te ayudaremos a encontrar el tipo de impresora 3D más adecuada para tu negocio. Colaboraremos juntos para crear tus primeras piezas o prototipos y estaremos contigo en todo el proceso para sacarle el máximo provecho a esta tecnología.

Deja una respuesta