¿Cómo está ayudando la impresión 3D en la lucha contra el coronavirus?

La impresión 3D en la lucha contra el coronavirus

En momentos difíciles, nacen las mejores iniciativas. Así lo creemos en INTECH3D después de ver, durante estos días, miles de iniciativas solidarias de personas que quieren ayudar en la lucha contra el Coronavirus.

Como ya hemos podido comprobar en las noticias y a través de diferentes medios de comunicación, son muchísimas las personas que se han volcado en ayudar a todos aquellos que siguen trabajando para cuidar de nuestra salud: voluntarios cosiendo mascarillas a mano para residencias de personas mayores; pequeños negocios ofreciendo su material a los hospitales, residencias y centros de salud; grandes empresas modificando su rutina de producción para fabricar batas y equipos de protección individual para médicos y enfermeros… Y el sector de especialistas en impresión 3D, volcándonos en fabricar todo tipo de viseras, mascarillas y otras piezas de máxima utilidad para los sanitarios de nuestro país.

En nuestro último artículo ya os explicábamos cómo puede ayudar la impresión 3D en el sector médico. Son muchos los beneficios: entre ellos, la capacidad de fabricar prótesis adaptadas a las necesidades específicas de cada paciente, o la oportunidad de practicar cirugías previamente a través de réplicas de órganos humanos creados con impresión 3D. Y más que nunca en estos momentos, el uso se la impresión 3D en el sector médico se ha volcado en la producción de material sanitario, de forma fácil y rápida, pudiendo cubrir así parte de la falta de material que padece actualmente nuestro sistema de salud público.

La impresión 3D, una nueva herramienta para fabricar material sanitario

Vivimos momentos caracterizados por la escasez de determinados artículos (pantallas de protección, mascarillas, válvulas y respiradores, etc.), indispensables para los profesionales de la sanidad (quienes están afectados por un elevadísimo grado de contagios) y sus pacientes. Por ejemplo, como bien sabes, les faltan equipos de protección individual (EPI), por lo que tenemos claro que la dotación de estos materiales es una especie de carrera contrarreloj en la que no sobra ninguna aportación.

Y somos muchas las empresas, especialistas en impresión 3D o fabricación aditiva, que hemos decidido dedicar nuestros esfuerzos en la lucha contra el coronavirus, fabricando aquellos equipos de protección tan necesarios actualmente para las personas que trabajan diariamente en los hospitales, aquellos que velan por los pacientes enfermos y por todos nosotros.

Pero, ante nuestra sorpresa, estos últimas días no solo las empresas de impresión 3D estamos utilizando nuestras herramientas de trabajo: centros educativos que ya contaban con impresoras 3D en sus aulas también están fabricando viseras de protección facial; personas aficionadas a la fabricación aditiva y que tienen alguna impresora 3D en sus hogares, también se han sumado a nosotros; e incluso personas que nunca habían oído hablar de la impresión 3D, tras conocer su capacidad de producción, han decidido volcarse en ella con iniciativas para adquirir impresoras 3D y poder fabricar también el material sanitario que se necesita de forma urgente en los hospitales de nuestro país. Iniciativas que marcan el camino de una solidaridad colectiva, imprescindible para superar las carencias de una crisis sobrevenida tan grande como la del COVID-19.

Así lo han hecho algunas asociaciones, clubes y Ayuntamientos de los municipios más cercanos a nuestra empresa. Y hoy, queremos dar a conocer su experiencia, pues estamos muy orgullosos de ver cómo, poco a poco, las personas empiezan a ver la impresión 3D como una herramienta casi indispensable para la fabricación de material, con la máxima calidad y eficiencia, e incluso facilidad.

Crowdfunding para comprar impresoras 3D

Son varias las asociaciones que, tras hablar personalmente con los profesionales de salud de sus municipios, vieron cómo se les hace cada vez más difícil conseguir suficiente material y equipos de protección individual para tratar a los pacientes positivos por Coronavirus; o incluso para prevenir el contagio en sus centros, pequeños negocios y residencias.

Y, tras ver en los medios de comunicación cómo la impresión 3D se estaba convirtiendo en un método eficaz para fabricar material sanitario, vieron una oportunidad con la que participar. Muchas de estas personas y asociaciones vieron necesario aportar su granito de arena y decidieron buscar la forma para poder participar también en esta iniciativa.

Así es como han nacido distintos crowdfundings (campañas de micromecenazgo) en algunas localidades, para recaudar dinero con el que comprar impresoras 3D y el material suficiente para empezar a fabricar. Su objetivo, es producir a través de la impresión 3D viseras protectoras, mascarillas, ganchos para puertas con los que poder abrirlas con el antebrazo (evitando así un mayor contagio con las manos), e incluso respiradores, válvulas y otros componentes.

  • Entre ellos, podemos destacar la primera iniciativa creada en la comarca de Les Garrigues. En su caso, querían alcanzar la cifra de 5.500€. Pero en pocos días, la cifra total de aportaciones ascendió a casi 14.000€, y con ello han podido comprar un total de dos impresoras 3D y material suficiente para empezar con la producción.
  • En la población de Almenar, junto los otros municipios de la zona, empezaron también su propia campaña de crowdfunding para recaudar 3.150€ para la compra de una impresora 3D. Finalmente, en menos de 12 horas han logrado un total de 5.877€ recaudados, dinero suficiente para comprar una impresora 3D con más capacidad de producción que la que tenían en mente.
  • Y en los últimos días, otras localidades como Alcarràs, se han volcado en una iniciativa similar, creando una campaña donde su objetivo era alcanzar la recaudación de 9.500€. Finalmente, han conseguido un total de 11.967€, y han comprado 2 impresoras 3D más grandes, aumentando así la capacidad de producción del equipo de voluntarios de su municipio.

La iniciativa de comprar impresoras 3D, impulsada también por los Ayuntamientos de otros municipios

La solidaridad de personas y asociaciones que, sin ánimo de lucro, ofrecen su voluntad, tiempo y dinero para fabricar material sanitario, es más que admirable. Pues toda la sociedad estamos volcados en esto, intentando aportar todo lo que esté en nuestras manos para ayudar en la lucha contra el coronavirus.

Del mismo modo, los Ayuntamientos e instituciones públicas están creando iniciativas similares para adquirir impresoras 3D en sus municipios, y poder producir así más material sanitario a través de la impresión 3D.

  • En el caso de Torrefarrera, el Ayuntamiento se ha sumado a la iniciativa y, tras contactar con nosotros, ha comprado una impresora 3D para colaborar en la fabricación de viseras protectoras, mascarillas y otro material necesario para aquellas personas que están más expuestas al contagio por el COVID-19.
  • Lo mismo está sucediendo en Térmens, donde el Ayuntamiento ha iniciado una campaña en su municipio para que los ciudadanos aporten sus donativos, con los que poder adquirir una impresora 3D y poder fabricar así todos los equipos, materiales y complementos de protección sanitaria tan necesarios estos días.
  • Finalmente, también en la localidad de Gavá, el Ayuntamiento ha contactado con la empresa Imes3D (quienes ya cuentan con una gran cantidad de impresoras 3D que les proporcionamos desde INTECH3D), para fabricar equipos de protección individual como máscaras y viseras con pantallas de protección facial.

El espíritu colaborativo de las personas, una herramienta para combatir el coronavirus

La mayoría de estas iniciativas han sido impulsadas por asociaciones, clubes y Ayuntamientos de cada localidad, junto con la voluntad y las pequeñas donaciones de los ciudadanos. Alcanzadas las cifras deseadas, los responsables de cada iniciativa y nuestro equipo de especialistas en INTECH3D, hemos trabajado conjuntamente y les hemos asesorado en la compra de las mejores impresoras 3D según la utilidad que le iban a dar, y en especial, los conocimientos que tenían en la fabricación a través de la impresión 3D.

Además, desde INTECH3D también les proporcionamos la instalación de las impresoras 3D de forma gratuita, así como la formación necesaria para poder fabricar de forma óptima este material sanitario, sin ningún coste. Queremos facilitarles, en la medida de lo posible, la fabricación de los equipos de protección que querían ofrecer a los centros sanitarios y residencias de sus distintas localidades.

En la actualidad, ya se está logrando una producción aproximada de 100 piezas diarias a través de cada una de estas iniciativas, con todas las piezas y materiales impresos en 3D. El diseño de estos materiales sanitarios, también se lo proporcionamos desde INTECH3D: unas plantillas creadas de forma oficial a a través del grupo de Telegram, donde nos encontramos todas las empresas del sector que trabajamos estos días fabricando dicho material.

Y todo lo que se logre fabricar a través de estas iniciativas, irá destinado a los distintos centros y asociaciones de sus municipios donde más lo necesitan: a los Centros de Atención Primaria, residencias de gente mayor, centros médicos, asociaciones que cuidan de las personas con discapacidad, y también a farmacias, pequeños comercios, Servicios Sociales y de emergencias.

La utilidad de las impresoras 3D, más allá de la lucha sanitaria

Estas iniciativas son de gran ayuda para paliar con la falta de material de protección para el personal sanitario y trabajadores de otros sectores que están más expuestos. Pero, cuando la pandemia pase y ya no sea necesario fabricar dicho material, las impresoras 3D adquiridas para esta ocasión las ofrecerán a los Institutos, centros educativos y otras asociaciones, quienes posteriormente pueden hacer un buen uso de ellas.

Con esto, queremos destacar que la impresión 3D se está dando a conocer aún más en estos días, donde todas las personas pueden comprobar su eficacia y utilidad en el sector médico. Pero también puede ser de gran ayuda en otros sectores y en otros momentos de nuestra vida, ofreciendo una capacidad de producción ágil, rápida y sencilla, casi inigualable con otros métodos de fabricación tradicional.

Con ejemplos como estos, vemos cómo nuestra sociedad está llena de personas solidarias, y en INTECH3D no podemos estar más orgullosos de ello. Seguimos ayudando en todo lo posible para hacer llegar los beneficios de la impresión 3D a todo aquél que se interese. Aunque cada uno de nosotros pongamos solo un poquito de nuestra parte, todos juntos sumamos más para poder hacer frente a esta lucha, apoyando así a nuestro personal sanitario, quien está trabajando constantemente para curar a los enfermos por coronavirus.

En definitiva, tenlo en cuenta: la impresión 3D, aparte de muy productiva, se está revelando como de gran utilidad para salvar vidas en este tipo de crisis sanitarias. 

Deja una respuesta