Lo último de la impresión 3D. ¿Qué veremos este 2020 en la fabricación aditiva?

Novedades Impresión 3D

La impresión 3D se está convirtiendo en todo un referente y avance en sectores tan diversos como el médico, la construcción o la ingeniería. Se trata de una forma de fabricación sencilla que puede resultar de gran utilidad para todos ellos y este 2020 parece que será el año de su eclosión definitiva. Por este motivo, en INTECH3D queremos contarte cuáles son los avances más significativos de la impresión 3D hasta el día de hoy, así como las tendencias en fabricación aditiva que pueden sucederse este año 2020.

Las claves de la revolución en 3D

Para que este avance sea efectivo, ha sido necesario el desarrollo de esta tecnología a diferentes niveles. La fabricación aditiva o impresión 3D es un proceso en el que se da forma tridimensional a archivos digitales, gracias a la estratificación de material. La precisión a la hora de liberar el material permite crear estructuras específicas y muy complejas. Y para obtener los mejores resultados, esta disciplina ha avanzado en algunos aspectos claves.

  • Materiales: cada vez son más, en cantidad y en diversidad, el número de materiales que pueden usarse en esta maquinaria: ya son más de 250. Entre ellos, algunos tan diversos como metales, poliamidas, plásticos técnicos o materiales reciclados, entre otros. Gracias a ello cada día puedes imprimir en 3D elementos totalmente nuevos.
  • Velocidad: en sus inicios, la lentitud de impresión era uno de los mayores problemas de esta tecnología, pero ahora es historia. En la actualidad se imprime cien veces más rápido que con las impresoras 3D originales.
  • Eficiencia: para que una fabricación sea eficiente debe usar la cantidad de material adecuado. Esto se debe a que, actualmente, la fabricación en 3D ya reduce los requisitos de material hasta en un 90 %. Se trata de un proceso con unos costes económicos y medioambientales cada vez más inferiores a la fabricación tradicional.
  • Personalización: es una de las grandes ventajas de esta tecnología, la fabricación personalizada en masa. Gracias a ella cada vez se pueden generar más infinidad de artículos acordes a unas características únicas, sin que supongan un gran sobre-coste.

Novedades de la impresión 3D o fabricación aditiva

Durante el último año se han implantado algunas novedades en el uso de la impresión 3D. Son diferentes los campos y sectores que vienen trabajando en sus posibilidades durante la última década, pero, sin duda, el 2019 ha sido un año de éxitos.

– Impresión 3D en sanidad

La medicina es una de las ramas que más partido ha sacado a esta disciplina en auge. El diseño de instrumentos quirúrgicos específicos para cada médico y paciente, así como la generación de modelos de prueba para cirugías, han sido algunos de los grandes avances.

Además, el empleo de células madre y otros materiales para imprimir piel y otros tejidos está, cada vez más, a la orden del día. Uno de los casos más conocidos de este año pasado fue la implantación de una aorta en el hospital Gregorio Marañón de Madrid.

– Impresión 3D en ingeniería

La impresión de prototipos de una manera rápida y exacta permite la puesta en marcha de los proyectos de una manera más eficiente. También se identifican piezas finales de diversos elementos que resultan más económicas y eficientes al fabricarlas con esta tecnología.

Uno de los últimos avances fue la fabricación de una moto eléctrica mediante el uso exclusivo de esta tecnología. Se trata del primer sector que se aprovechó de ella y, además, es uno de los mercados con los que mantiene una mayor interacción actualmente.

– Impresión 3D en construcción

La impresión 3D ha llegado a la construcción y, lo que es más interesante, una de las empresas que más puja por ello es española. Ya se han construido casas en Valencia y África, además de un edificio de cinco alturas en China. Pese a que por ahora solo se realizan el contorno y las particiones interiores, se calcula que puede reducir el precio de una vivienda en un 35 %.

– Más sectores se unen a la revolución de la impresión 3D

Existen otros sectores que, gracias a la inclusión de nuevos materiales de impresión 3D, han puesto sus ojos en estas impresoras. El sector gastronómico es uno de ellos. Los modelados de chocolate o la impresión de carnes usando ingredientes vegetales, son algunas de las novedades que ya han llegado al mercado.

La joyería no se ha quedado atrás, innovando en la fabricación de moldes con los que confeccionar las joyas. La llegada de las impresoras de metal ha dado un nuevo giro al sector, aunque esto aún llevará unos años mejorarlo. 

Incluso cuando hablamos de educación, ya son varias las escuelas y centros educativos que aplican la impresión 3D en sus clases como una nueva forma de enseñar para los maestros, así como estimular y recordar mejor lo aprendido para los alumnos. 

El futuro de la impresión 3D

Si esto te ha impresionado, necesitas saber que aún queda mucho camino por recorrer. El 2020 y los años que le vendrán serán el despegue definitivo de las impresoras 3D. Atento, estos son algunos de los avances esperados.

  • Velocidad: un campo en el que queda mucho margen de mejora. Se prevé que la velocidad aumente entre 50 y 100 veces más. El MIT es uno de los puntos donde más se está desarrollando esta tecnología, tanto a nivel industrial como para ti como usuario.
  • Inteligencia artificial: la IA se adaptará a esta tecnología para que se pueda trabajar con ella mediante los comandos de voz. Hablar con dichas máquinas se convertirá en un hábito del que no podrás librarte.
  • Fabricación propia: el auge de la tecnología y las mejoras implantadas provocará una bajada de los precios de las impresoras, permitiendo un acceso mucho más extendido. Gracias a ello, lo “hecho en casa” alcanzará un nuevo concepto y quién sabe a dónde puede llegar este mercado.
  • Sostenibilidad: la precisión de la impresión y el uso más eficiente de los materiales llevará a una mayor sostenibilidad. Se calcula que, a lo largo de los próximos años, las impresoras de metal sustituyan a las plásticas, gracias a su eficiencia y versatilidad.

El futuro de la impresión 3D es amplio y positivo, tanto a nivel industrial como para los usuarios. Ya se está empezando a estimar que este sector, totalmente en escalada, mueva más de 16 000 millones en el año 2020, experimentando, de ese modo, un crecimiento del 12,5 %.

Las empresas comienzan a apostar por esta tecnología para la fabricación de determinados componentes que les hacen ser más eficientes. Además, los consumidores están cada vez más interesados en ella para poder elaborar piezas en sus hogares. Por eso, contar con una empresa especializada como INTECH3D te permitirá avanzar hacia el uso de las impresoras 3D de la forma más ágil y eficiente posible.

Todos estos factores provocan que el sector de la impresión 3D ya goce de una excelente salud. Parece que el año 2020 será el de su despegue definitivo, gracias a un gran salto cualitativo en velocidad y materiales. ¿Estás preparado para lo que se viene?

Deja un comentario